Colonia Güell y Cripta Gaudí

Un pueblo símbolo de la revolución industrial
¡Contacta ya!

Más información sobre Colonia Güell y Cripta Gaudí

Una visita guiada a la actualmente rehabilitada Colonia Güell, en Santa Coloma de Cervelló, te acercará a uno de los símbolos más representativos de la arquitectura industrial catalana. Vas a descubrir cómo eran las viviendas, la escuela, el economato, la iglesia, el centro de salud y los distintos edificios que en conjunto formaban esta colonia textil.

Todo un símbolo de la historia, las tradiciones y las costumbres de Cataluña  que te ofrece una muy interesante y atractiva opción de turismo industrial y en el que contemplar a la vez  la elegante arquitectura modernista de la época.

Fue el experto industrial Eusebio Güell quién, a mediados del siglo XIX,  encargó a su amigo y gran arquitecto, Antoni Gaudí, la construcción  de las edificaciones de esta fábrica-ciudad, tomando como ejemplo el modelo de colonia inglesa.

Inglaterra fue la pionera de este modelo de asentamiento industrial a mediados del siglo XVIII, que alcanzó un desarrollo tan extraordinario en el campo de la industria textil de Cataluña, que hoy día forma una parte muy  importante del patrimonio histórico y arquitectónico de nuestro país.

Estas colonias eran construidas lejos de las grandes ciudades, en vastos y económicos terrenos en los que albergar la construcción de servicios y viviendas. Los terrenos estaban cerca de ríos para de este modo poder garantizar agua abundante tanto para abastecer a los obreros que allí vivían, como para obtener la energía hidráulica necesaria para mover los telares. Para los propietarios de la fábrica era mucho más económico construir el pueblo para los obreros lejos de la ciudad que construir la fábrica en la misma.

Los dueños controlaban de esta forma totalmente a los trabajadores y obtenían una alta rentabilidad ya que todo lo que los obreros gastaban, iba a parar a los comercios del propietario. Controlaban la vida laboral y social de los obreros. Incluso les llegaba a pagar el salario con vales que sólo podían canjear en el propio economato de la colonia.

Los obreros sufrían duras condiciones de trabajo, con jornadas de hasta 66 horas semanales. La industrialización supuso que las máquinas realizaran aquellos trabajos en los que se requería el uso de la fuerza. De este modo, los empresarios fomentaron el trabajo de mujeres y niños a partir de los 6 años de edad, que ya no necesitaban la fuerza para realizar su trabajo y a los que pagaban salarios tres veces inferiores a los de los hombres.

Fue a principios del siglo XX cuando salió la primera normativa que regulaba el empleo infantil y estableció la edad mínima en 14 años.

La crisis económica de 1973 afectó a toda la economía y especialmente a los sectores industriales que eran la base de la actividad en las colonias, lo que supuso la pérdida de miles de puestos de trabajo y el cierre de las colonias.

Hoy en día son una muestra de nuestro patrimonio con tanto atractivo turístico que se han convertido en protagonistas del turismo industrial y cultural.

La Colonia Güell, una de las más representativas y declarada Conjunto Histórico Artístico de interés cultural, está formada por el recinto de la fábrica, el conjunto residencial de viviendas y la Cripta de Gaudí, una joya arquitectónica y una de las obras más representativas del reconocido artista catalán.

Su construcción se inició en el año 1890 en una finca propiedad del empresario Eusebi Güell en el término municipal de Santa Coloma de Cervelló, en la comarca del Bajo Llobregat, provincia de Barcelona.

La Colonia Güell se diferencia de otras colonias en que el propietario se preocupó de proporcionar mejoras sociales a sus trabajadores y les dotó de los equipamientos culturales y religiosos que demandaban. Entre estos edificios, destaca la Cripta Gaudí, en la que Gaudí incluiría por vez primera todas sus novedades arquitectónicas.

Eusebi Güell encargó a Gaudí la construcción de esta iglesia en la que le daba su autorización al artista para expresarse libremente. No le marcó ningún tipo de  límites, ni en el tiempo ni en el presupuesto y tras varios estudios, comenzó la obra en el año 1908. Pero, en el año 1914, los hijos de Güell dejaron de financiar la obra por lo que Gaudí tuvo que dejar el proyecto sin terminar, habiendo acabado solo la nave inferior, lo que provocó que popularmente recibiera el nombre de “cripta”. La Unesco la declaró en 2005 Patrimonio de la Humanidad.

Tras pasar por varios cambios en la gestión de la colonia, ésta tuvo que cerrar por la crisis textil del año 1973. A partir de esa fecha, la propiedad se vendió a distintas empresas, a instituciones públicas e incluso algunas de las casas se vendieron a sus habitantes.

A finales del siglo XX comenzó la rehabilitación de los edificios de la colonia y se organizó un servicio de visitas para dar a conocer, a todo aquel que así lo desee, la historia de este símbolo de la sociedad catalana.

Servicios

parking Audioguía Tienda Restaurante

Visita guiada a la Colonia Güell y la Cripta Gaudí

A lo largo del recorrido por la Colonia se puede respirar todavía el encanto de otro siglo. Este importante conjunto de nuestro patrimonio te ofrece la visita de singulares edificios símbolos de la época. Recorrerás el edificio de viviendas de la Colonia, Ca L’Ordal, donde vivían los agricultores que trabajaban las tierras.

Podrás visitar también la masía Can Soler de la Torre, que fue residencia de los Güell, así como la antigua escuela, la casa del maestro o la casa del médico entre otros.

Se ofrece un servicio de visitas guiadas gracias al cual podrás conocer y sentir cómo se vivía hace más de un siglo en una colonia textil.

Si prefieres visitar la Colonia por tu cuenta, puedes hacerlo con ayuda de audio-guías y el mapa que te entregarán a la llegada, en el centro de atención de visitantes.

La visita comienza por la exposición situada en el mismo edificio de recepción y en el que podrás hacerte una idea global de lo que vas a ver a continuación.

Una entretenida forma de que los niños conozcan la cultura y la historia de una forma muy entretenida. Pueden ver un audiovisual especial para niños en el que una niña les ayudará a comprender cómo vivían adultos y niños en la Colonia.

 

INFORMACIÓN IMPORTANTE

  • Invierno, desde el 1  de noviembre hasta el 30 de abril. Abierto de 10 a 17 horas (excepto sábados, domingos y festivos que abre de 10 a 15h)
  • Verano, desde el 01 de mayo hasta el 31 de octubre. Abierto de 10 a 19 horas (excepto sábados, domingos y festivos que abre de 10 a 15 horas)
  • Consultar festivos de cierre de la colonia.

Visitas guiadas los sábados a las 12h en castellano y los domingos a las 12h en catalán. Plazas limitadas.

Recomendable reserva previa.

Disponibilidad

Sábados y domingos

Duración

2 Horas

Precio por persona

7.00 €

Visita la Colonia Güell y la Cripta Gaudí (especial grupos y visitas escolares)

Por favor, para ver más información mira la actividad de "Visitas guiadas".

Reserva previa recomendada como mínimo con 30 días de antelación.

Duración

2 Horas

Precio por persona

4.00 €

Visita con audioguia a la Colonia Güell y la Cripta Gaudi

Visita el recinto a tu ritmo mientras descubres todos los secretos gracias a la audioguía.

Opiniones

Inicia sesión para escribir tu opinión
Iniciar sesión

Reserva ahora en

Colonia Güell y Cripta Gaudí

Ponte en contacto con Colonia Güell y Cripta Gaudí a través del botón para conocer disponibilidad, condiciones y precios de la actividad. También es posible que la actividad oferte promociones o descuentos especiales adicionales.

¿Dónde está?

Colonia Güell y Cripta Gaudí

Encuéntranos en: C/ Colonia Guell Calle Claudio Guell s/n, Santa Coloma de Cervelló (Barcelona)

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información