Las visitas a faros, aunque menos extendidas que otras facetas del turismo industrial como el enoturismo o las visitas a minas o en torno al sector del ferrocarril, constituyen una oportunidad única de acercarnos al patrimonio industrial. De hecho, los faros son considerados como el patrimonio industrial por antonomasia ya que en sus instalaciones reúnen bienes inmuebles, bienes muebles y bienes inmateriales.

Tal y como recoge el Catálogo de Faros con Valor Patrimonial de España, elaborado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y el Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE) en 2017, podemos definir un faro como una “fábrica productora de iluminación” cuyo objetivo es ser identificada por el observador inequívocamente a varias millas náuticas de distancia.

Vista aérea del Faro de la Mesa Roldán. Visitas a faros
Vista aérea del Faro de la Mesa Roldán. Visitas a faros

Así, en los faros encontraremos además de lámparas, maquinarias de giro o destello, lentes o espejos, torres y viviendas (de los fareros o torreros), un aljibe y, habitualmente, pequeñas construcciones a modo de almacén. Todo ello es lo que hace posible que los faros cumplan con todos los conceptos que definen el patrimonio industrial, tal como recoge el propio IPCE.

En la actualidad, en España existen un total de 191 faros en funcionamiento, insustituibles a pesar de los avances tecnológicos existentes. Desde que se elaborara el primer plan de faros de España a mediados del siglo XIX, con la llegada de la Revolución Industrial, los faros siempre han tenido (y aún tienen) una gran influencia en el desarrollo económico del país.

Tal y como recoge el Catálogo de Faros con Valor Patrimonial de España al que antes hacíamos referencia, su singularidad consiste en que se trata de un “patrimonio activo que corre serio peligro de desnaturalización si no se establece algún tipo de protección”. Y es que precisamente su valor está en el hecho de que los faros son fábricas en activo. Es precisamente esto lo que les confiere su valor como Bien Industrial.

Análisis de los faros en activo en España: tipologías, ubicación, valor patrimonial…

Si bien todos los faros tienen unas características y una función común, cada uno de ellos es diferente. Así, por ejemplo, si bien todos emiten luz puntualmente, que aparece y desaparece para alertar de su presencia y de la cercanía de la costa, la cadencia de emisión de la luz es diferente y característica de cada uno de ellos.

Así mismo, encontraremos diferencias en la torre donde se ubica el sistema de iluminación, no solo respecto a su altura sino también en cuanto a la configuración arquitectónica del conjunto y de la torre respecto al resto de elementos. Igualmente, dependiendo del faro del que hablemos encontraremos diferentes tecnologías, ya que los faros van acogiendo los nuevos avances y desarrollos acomodándolos a las tecnologías previas, de las que conservan lo imprescindible para su funcionamiento.

En todo caso, y aunque encontramos modelos constructivos y compositivos diferentes, las diferentes tipologías de faros no se asocian a un ámbito geográfico concreto, como demuestra el análisis de los 130 faros activos con valor patrimonial existentes en España según el Catálogo del IPCE. De entre ellos, 7 han sido también declarados Bien de Interés Cultural y 51 se encuentran en enclaves protegidos.

Si dividimos estos 130 faros con valor patrimonial de España por su época de construcción, veremos que 94 de ellos son anteriores al año 1878 (plan de 1847), otros 12 corresponden al periodo comprendido entre 1878 y 1902 (plan de 1847), 22 más fueron construidos entre 1902 y 1922, y solo dos son posteriores a esa fecha.

Por comunidades autónomas, la que más faros en activo con valor patrimonial reúne es Baleares, con 26. Le siguen Andalucía y Canarias, con 17 cada una; Galicia, con 15; Cataluña, con 13; Asturias, con 9; el País Vasco, con 8; Cantabria, con 6; Melilla y Murcia, con 5, y Ceuta, con solo uno. De este modo, si los agrupamos por fachadas marítimas, el grueso de los faros activos con valor patrimonial se encuentra en la fachada Mediterráneo / Atlántico Sur (74), seguida de la fachada del Cantábrico (23), para continuar con el Atlántico / Canarias (17) y el Atlántico Sur / Galicia (16).

Por tipologías, dividiremos los faros en:

  • Faros de planta rectangular o cuadrada con torre central (tipología A), que se dividen a su vez entre los que tienen torre en el patio central (tipología A1) y los que tienen la torre en distribuidor (tipología A2).
  • Faros de planta rectangular o cuadrada con torre en el centro de un lado (tipología B), que se subdividen entre faros con patio central (tipología B1) y faros con pasillo central (tipología B2).
  • Faros con patio abierto (tipología C)
  • Otras tipologías de faro (tipologías D y E), según la estructura y ordenación de sus elementos
  • Faros sin clasificar

Teniendo en cuenta dichas tipologías, en España encontramos un total de 29 faros de tipología A (de ellos, 9 son de tipología A1 y los 20 restantes, de tipología A2); 65 faros de tipología B (35 con patio central y tipología B1, y otros 30 de tipología B2, con pasillo central); 11 faros de tipología C con patio abierto; otros 15 faros corresponden a las tipologías D y E, y finalmente existen 10 faros sin clasificar.

Por comunidades autónomas, si bien en muchos casos las tipologías están bastante repartidas, son más frecuentes la tipología A2 en Cataluña, Ceuta y Murcia; la tipología B1 en Canarias, Andalucía, Melilla, Valencia y Galicia; la tipología B2 en País Vasco, Cantabria y Asturias, y la tipología C en Baleares.

Visitas a faros: el Faro de la Mesa Roldán

Imaginamos que a estas alturas ya no tendréis dudas de que los faros constituyen una parte muy importante dentro del patrimonio industrial y que son, por tanto, una opción  muy interesante dentro del llamado turismo industrial. Si bien las visitas a faros no son posibles en todos ellos, sí están habilitadas en muchos de ellos. Por ejemplo, en Galicia es muy famosa la Ruta Dos Faros que os llevará por varios faros de esta comunidad autónoma.

Visitas a faros: Faro de la Mesa Roldán
Visitas a faros: Faro de la Mesa Roldán

Otro empleo muy significativo, dentro de las visitas a faros, es la visita al Faro de la Mesa Roldán, uno de los ocho faros actualmente en servicio de la Autoridad Portuaria de Almería y uno de los cuales que, dentro de dicha autoridad portuaria, tienen valor patrimonial.

El Faro de la Mesa Roldán consta de un edificio principal (con viviendas y almacén) en una altura y de planta cuadrada, en el que dan servicio dos torreros (o fareros); una torre de 11,90 metros de altura y una lámpara, ubicada a 220,90 metros sobre el nivel del mar.

Este faro almeriense es de interés histórico, arquitectónico (tipología compositiva representativa B1) y por su ubicación (en el Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar), además de relevancia tecnológica y con viabilidad futura. Su estado de conservación es bueno y la gran mayoría de sus valores patrimoniales están calificados como excelentes.

Se trata del faro más alto de España (con 11 metros), su torre está construida sobre una anterior de origen árabe y desde él tendréis unas vistas impresionantes. ¡No dejéis de visitarlo!



Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *