El turismo del tren ofrece numerosas posibilidades para disfrutar en familia. Y no, no hablamos de utilizar el tren como medio de transporte. Se trata de ampliar nuestros conocimientos sobre la cultura del tren, de aprender más sobre los vagones, sobre las rutas ferroviarias, de subirse en antiguos trenes y realizar rutas tradicionales llenas de historia.

Los trenes y el sector ferroviario en general son una de las formas más demandadas de turismo industrial, especialmente para quienes viajan en familia. Hablar de turismo del tren es hablar de turismo familiar, ya que los museos y los recorridos que podemos realizar en estos trenes son aptos para todos los públicos, para todas las edades, para toda la familia. Con estas visitas de turismo industrial en torno al tren, disfrutarán los niños y también los adultos.

Tren del Ciment
Turismo del tren: Tren del Ciment
Tren del Ciment

El Tren del Ciment es una experiencia de turismo industrial ideal para toda la familia que podréis disfrutar en dos formatos diferentes. La primera y más corta es un recorrido de 20 minutos en una locomotora diesel, a través de los 3 kilómetros de recorrido que unen la población barcelonesa de Castellar de’n Hug y la antigua fábrica de cemento Asland con Guardiola de Berguedà.

La alternativa es un viaje más largo, de cuatro horas de duración, en el que cubriréis la misma distancia pero haréis un total de cuatro paradas. Comenzando en la antigua estación de tren de La Pobla de Lillet, continuaréis trayecto hacia la propia localidad de La Pobla centre, los Jardines Artigas y, finalmente, el Museo del Cemento Asland. Allí tendréis ocasión de aprender más sobre la antigua factoría y recorrer sus antiguas galerías.

Railhome BCN Museo del Tren Miniatura de Igualada
Turismo del tren: Railhome BCN
Railhome BCN

Las maquetas son una verdadera pasión para niños y mayores y aquí encontraréis una de las mayores maquetas de tren de toda Europa. Junto a ella, más de 3.000 trenes en miniatura y otros curiosos objetos relacionados con el mundo ferroviario. Placas, fotos antiguas, gorras de jefes de estación, ¡y hasta farolas!

Ubicada en Igualada (Barcelona), se trata de una de las colecciones de modelismo más importantes de España con la que disfrutará toda la familia. Una visita guiada a través de trenes de todas las épocas que no os podéis perder si os gustan los trenes y el turismo ferroviario.

Museo del Ferrocarril de Ponferrada
Turismo del tren: Museo del Ferrocarril de Ponferrada
Museo del Ferrocarril de Ponferrada

En la antigua estación de vía estrecha “Ponferrada-Villablino” podremos visitar el  Museo del Ferrocarril de Ponferrada y, además, conocer el importante papel desempeñado por la industria minera siderúrgica en El Bierzo y zonas adyacentes.

Además, podréis viajar a bordo de una cabina de locomotora y realizar el trayecto que unía Cubillos y Villabino. Eso sí, en este caso el viaje no será real, sino en un simulador de conducción.

Ferrocarril de Sóller
Turismo del Tren: Ferrocarril de Sóller
Ferrocarril de Sóller

Cambiamos ahora de lugar y de tiempo. Nos vamos a las islas Baleares. En la localidad mallorquina de Sóller tendremos ocasión de subirnos a un tren que nos transportará a otra época y que nos permitirá conocer en primera persona los avances técnicos y tecnológicos que ha experimentado el tren como forma de transporte en las últimas décadas.

Si bien en sus orígenes fue un tren industrial, en la actualidad el ferrocarril de Sóller sigue en funcionamiento con fines turísticos. En él, podremos realizar el espectacular recorrido entre la propia población de Sóller y la capital de la isla de Mallorca, Palma. Espectacular porque en el trayecto atravesaremos la Sierra de Alfabia, cruzaremos puentes y túneles, y podremos maravillarnos con el deslumbrante paisaje mallorquín.

Museo del Ferrocarril de Mora la Nova
Turismo del tren: Visitas teatralizadas en el Museo del Ferrocarril de Mora la Nova
Visitas teatralizadas en el Museo del Ferrocarril de Mora la Nova

Terminamos nuestro periplo ferroviario de nuevo en Cataluña, esta vez en la provincia de Tarragona. La de Mora la Nova fue una estación de tren muy importante en su época, ya que por ella pasaban los trenes directos de la línea Barcelona – Madrid, con parada en Zaragoza.

Además de rebosar historia ferroviaria, en el Museo del Ferrocarril de Mora la Nova encontramos diversos aspectos de interés: el puente giratorio, el taller de material rodante, la cochera de material móvil y motor del tren histórico turístico, así como dos locomotoras de vapor pendientes de reparación. Una de ellas, a la que se conoce como “la Bonita”, es la última de un grupo de 57 que se construyó entre los años 1944 y 1952 y que están consideradas de las más potentes del continente.

El museo organiza, además, visitas teatralizadas y eventos y actividades especiales según la época del año.



Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *