¿Cuál es la situación actual del turismo industrial y de las empresas que ofrecen experiencias en torno al patrimonio industrial? Para responder a esta pregunta, la Red Europea de Patrimonio Industrial (ERIH) y la Regionalverband Ruhr llevaron a cabo el año pasado una encuesta conjunta entre varios operadores de patrimonio industrial de Europa.

La vocación de la encuesta es adquirir una periodicidad anual, de forma que cada año pueda evaluarse la situación del sector así como su evolución. Mientras tanto, en esta primera tentativa, participaron 80 operadores de patrimonio industrial, de entre los 275 contactados. Pese a que ambas redes esperaban una mayor participación inicial, “las respuestas recibidas tienen una calidad suficientemente alta y significativa que permite evaluarlas estadísticamente”.

Las empresas de turismo industrial, en cifras

Según el Barómetro del ERIH, el 50% de los sitios de patrimonio industrial eran de titularidad pública, el 28% estaban dirigidos por organizaciones privadas y un 20%, por fundaciones. Independientemente de esto, casi todos ellos dependen de subsidios y ayudas públicas para financiarse, ya que en el 40% de los casos los ingresos cubren menos del 20% de sus costes operativos, y solo en el 21% los ingresos cubren un porcentaje superior al 80% de dichos costes.

En lo que respecta a los meses o temperadas de apertura, el 79% de los operadores de turismo industrial que contestaron a la encuesta abrían todo el año; mientras un 21% tenían una apertura estacional o limitada en cuanto a temporada.

Respecto a sus plantillas, el 43% tiene entre 1 y 5 empleados a jornada completa; el 23% entre 11 y 20, y solo el 9%, más de 50.

Así son los turistas industriales

Si nos centramos en el perfil tipo del turista industrial, según los datos del Barómetro veremos que, por lo general, los lugares y empresas dedicados al patrimonio industrial se dirigen a sectores muy amplios de población. Así, el 98% dice enfocarse al público general y el 90%, a las familias.

No solo eso, el 94% de los sitios dedicados al turismo industrial dice perseguir una importante misión formativa y, para ellos, los estudiantes son un público objetivo de gran importancia. Así, las empresas de patrimonio industrial, prefieren como público o valoran muy positivamente a los siguientes tipos de turistas industriales: mayores de 50 años (85%), gente joven (71%), viajeros con objetivos formativos (70%) y los grupos que viajan por congresos, reuniones y otros motivos laborales (63%).

Es más, debido a su gran atractivo, la encuesta demuestra que el patrimonio industrial tiene un atractivo que transciende lo regional: el 60% de sus visitantes proceden de su misma región, el 30% de otras regiones del mismo país y un 10%, ¡son turistas internacionales!

En todo caso, el número de turistas o visitantes de cada empresa dedicada al turismo industrial consultada varía. Entre otras cosas, depende de la ubicación, del tamaño o del atractivo de la experiencia ofertada. En cualquier caso, los números generales vienen creciendo de forma continua y constante durante los últimos tres años. Si hablamos de cifras generales, el 21% de las empresas reciben menos de 10.000 visitantes; el 28%, entre 10001 y 25000; el 22%, entre 25001 y 100000; otro 22%, entre 100001 y 500000, y solo un 7% recibe más de medio millón de visitantes.

Perspectivas muy positivas para el turismo industrial

En todo caso, preguntados por las perspectivas futuras en el sector, la mayoría de los lugares de patrimonio industrial son muy optimistas y consideran su propia oferta “muy atractiva y competitiva”. Así, el 69% de ellos creen que la tendencia de turistas industriales seguirá siendo buena o muy buena, y el 68% califican su propia competitividad como buena o muy buena.

Finalmente, en lo que respecta a las medidas y actividades planificadas por estas empresas para los meses subsiguientes, las más frecuentes son las concernientes al marketing, el desarrollo de nuevas ofertas orientadas a lo experiencial, una mayor orientación hacia el cliente o la introducción de mejoras en la comunicación de su oferta turística.

Fuente: ERIH



Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *