No es la primera vez que os decimos que el turismo industrial es una forma original y diferente de hacer turismo y descubrir los diferentes rincones de España, su historia y sus tradiciones. Por eso, en nuestro afán de seguir difundiendo y fomentando este tipo de turismo, apto para todos los públicos e ideal para disfrutar en familia, hoy os traemos ocho destinos de turismo industrial con mucho que contar.

Destinos de turismo industrial: A Coruña

Hablar de Galicia en general y de A Coruña en concreto es hablar de mar. Por eso, y porque esta zona ha estado tradicionalmente ligada al oficio de los marineros, es un lugar perfecto para hacer un turismo industrial enfocado a la industria del mar. Por ejemplo, ¿qué os parecería una excursión en barco en la que aprenderlo todo sobre el cultivo de mejillones? O quizá, descubrir cuál es la forma artesanal de construir un navío, visitar una empresa mariscadora y aprender cómo se tejen las redes…

Destinos de turismo industrial: Alicante

Probablemente nunca se te haya ocurrido que los juguetes podían ser también turismo industrial. En la provincia de Alicante, encontramos varias localidades con una importante tradición juguetera. Es el caso de Onil o de la antigua estación de Denia, por poner solo algunos ejemplos de lugares en los que los más pequeños de la casa (y también los mayores, si sabemos despertar a nuestro niño interior) lo pasarán en grande.

Y, si hablamos de Alicante y su provincia, no podemos dejar de nombrar otro sector de turismo industrial de especial relevancia en esta zona: el calzado. Las opciones, en este sentido, son múltiples, desde el Museo del Calzado de Elda con su “Factory Store”, hasta el Museo Comercial e Industrial de Alicante y su provincia pasando por fábricas como la de Salvador Artesano, con años de tradición a sus espaldas.

Destinos de turismo industrial: Ciudad Real

Uno de los sectores más conocidos dentro del turismo industrial es el patrimonio minero. Y, en este sentido, una de las joyas de la corona de nuestro país es el Parque Minero de Almadén. ¿Y es que cómo perder la oportunidad de descender 50 metros en una jaula de mina, recorrer los antiguos castilletes de los pozos, utilizar un tren de vagonetas o caminar por una auténtica mina de los siglos XVI y XVII, lámpara en mano y con el casco de seguridad en la cabeza. Y, por si fuera poco, en su Museo del Mercurio podremos aprender un montón de datos y curiosidades sobre este material.

Destinos de turismo industrial: Cádiz

Al igual que ocurriera con A Coruña, Cádiz respira mar por todos sus rincones. En este caso, destacaremos especialmente la posibilidad de conocer mejor la industria en torno a un producto tan apreciado como es el atún rojo, y de sumergirnos en las almadrabas. Otro imperdible del turismo industrial, en la provincia de Cádiz, son sus salinas, en funcionamiento desde la época romana y en las que podremos degustar pescado cocinado sobre ascuas de leña y sapina, lo que le dotará de un sabor muy especial.

Destinos de turismo industrial: Murcia

En lo relativo a turismo industrial, Murcia es un destino de lo más interesante y completo. Por ejemplo, aquí podremos conocer el Museo Naval de Cartagena y el “submarino Peral, el primer submarino torpedero inventado por el cartagenero Isaac Peral. Pero también tendremos ocasión de realizar apasionantes rutas de patrimonio industrial como la del Ferrocarril, en Águilas; la de las antiguas chimeneas de Molina de Segura; la de las empresas conserveras del río Segura, o realizar un recorrido por el también interesantísimo Parque Minero – La Unión y sus 4.000 metros cuadrados de galerías a 80 metros de profundidad.

Destinos de turismo industrial: Segovia

Y, como el turismo industrial es mucho más amplio de lo que la mayoría cree, en la provincia de Segovia os invitamos a descubrir otros lugares la mar de interesantes. Por ejemplo, el Centro de Interpretación del Acueducto, una fábrica en la que podremos ver la muestra más antigua de todo el país de arquitectura industrial. O, quizá, prefiráis algo más mundano como conocer por dentro la Real Casa de la Moneda o, ¿por qué no?, adentraros en la Real Fábrica de Cristales, en la que durante los meses de junio y julio se organizan visitas teatralizadas. Una buena ocasión para ver el Centro nacional del Vidrio y presenciar, en directo, el soplado de este material.

Destinos de turismo industrial: Sevilla

Entre el sinfín de visitas de turismo industrial que podríamos llevar a cabo en Sevilla, en este caso, hemos seleccionado tres: la Cartuja de Sevilla, donde podremos conocer el proceso de fabricación en loza; el Museo de la Cal de Morón y la industria del sombrero de Salteras, tan exclusiva que solo existen otras 9 como ella en todo el mundo.

Destinos de turismo industrial: Toledo

Finalizamos nuestro repaso de hoy de destinos de turismo industrial de nuevo en Castilla La Mancha, en la provincia de Toledo. Seguro que, solo con mencionar esta provincia manchega, más de uno se ha acordado ya de Don Quijote, ¿verdad? Si es tu caso, no puedes dejar de visitar los famosos molinos de Consuegra.

Pero Toledo es mucho más que molinos y aquí os recomendamos también visitar museos tan curiosos como el del Azafrán en Madridejos; el del Bordado, en Lagartera, o el Museo Ruiz de Luna de cerámica.



Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *