¿Sabíais que, en nuestro país, hay casi 2.900 kilómetros de antiguas infraestructuras ferroviarias que han sido reconvertidas en rutas senderistas y cicloturistas? Son las llamadas vías verdes y forman parte de las actuaciones del programa del mismo nombre que, en el año 1993, puso en marcha la Fundación de Ferrocarriles Españoles.

Gracias a esta iniciativa, se ha podido “crear” un recurso turístico novedoso y de calidad, al mismo tiempo que se promueve una nueva cultura del ocio y del deporte al aire libre y se potencia el desarrollo rural. De hecho, no es la primera vez que os hablamos de esta potencialidad del turismo industrial: el impulso económico y de desarrollo del territorio.

En este sentido, el caso de las vías verdes además del acondicionamiento de las vías del tren, va más allá porque también conlleva otros servicios y equipamientos complementarios. Éstos, que cuando es posible se ubican en las antiguas estaciones ferroviarias (que, por tanto, también se rehabilitan y recuperan para uso turístico) suponen también un impulso extra a la reactivación económica de la zona, especialmente en el ámbito rural y muchas veces en zonas amenazadas por la despoblación.

En total, a inicios del presente año 2020 ya son más de 115 las estaciones de tren recuperadas en torno a los 121 itinerarios de vías verdes existentes. Los usos de dichas estaciones son variados y van desde restaurantes, alojamientos o áreas de autocaravanas, a pequeños museos, puntos de alquiler de bicicletas, oficinas de información turística o centros de interpretación, entre otros.

Distribución geográfica de las vías verdes

Esta nueva forma de turismo industrial que son las vías verdes está ya implantándose por todo el territorio y continúa avanzando poco a poco, con el objetivo de cubrir los más de 7.600 kilómetros de trazado ferroviario en desuso que se detectaron en el año 1993 y que aún hoy sigue incrementándose.

En el momento actual, solo diez provincias españolas no cuentan con ninguna vía verde en su territorio. Se trata de A Coruña, Ávila, Cuenca, Lérida, Málaga, Orense, Pontevedra, Zamora y las dos provincias canarias.

Entre las demás provincias y comunidades autónomas, la distribución es desigual. Así, la comunidad autónoma con más kilómetros de vías verdes es Andalucía, con 845,146 kilómetros a lo largo de siete de sus provincias (la octava, Málaga, no cuenta con ninguna vía en su territorio como hemos dicho antes). Le siguen en longitud: Castilla y León, con 561,1 kilómetros distribuidos entre siete provincias (ni Ávila ni Zamora cuentan con vías verdes); País Vasco, con 340,7 kilómetros; Comunidad Valenciana, con 230,3 kilómetros y Navarra, con 229,5 kilómetros. Ninguna otra comunidad alcanza los 200 kilómetros de este tipo de recorridos.

Por provincias, la que cuenta con mayor número de vías verdes es Asturias, con nueve; seguida de Guipúzcoa, con ocho y de Córdoba, con siete. A continuación, con seis vías verdes cada una, encontramos “empatadas” varias provincias: Alicante, Murcia, Sevilla y Vizcaya.

En todo caso, que una provincia cuente con mayor número de vías verdes no implica que sea la que tiene un mayor recorrido por ellas. Así, la provincia con más kilómetros en vías verdes es actualmente Córdoba con 251,68 kilómetros; seguida de Navarra, con 229,5 kilómetros y Burgos, con 220,7 kilómetros. De hecho, son las tres únicas provincias que superan los 200 kilómetros de vías verdes.

En el lado opuesto, más allá de las que no cuentan con ningún trazado de vía verde, encontramos a Huesca con 4,6 kilómetros; Ciudad Real, con 6,7 kilómetros; Lugo, con 12 kilómetros; Guadalajara, con 12,6 kilómetros; Barcelona, con 14,1 kilómetros, y Granada, con 17,65 kilómetros. Y esto teniendo en cuenta que Granada “divide” la distancia total entre dos vías verdes y Barcelona, entre tres.

Vías verdes en proceso de ampliación

En todo caso, como os decíamos antes, las vías verdes continúan ampliándose año a año. Entre las actuaciones actualmente en progreso están el Ferrocarril Santander Mediterráneo (en las provincias de Burgos y Soria), la Vía Verde de la Sierra de Alcaraz (en la provincia de Albacete y prolongación hacia la de Jaén), el Ferrocarril Guadix-Almendricos (en las provincias de Granada, Almería y Murcia), el Ferrocarril de la Vía de la Plata (entre Plasencia y Astorga), el Ferrocarril Vasco Navarro (en Álava y Navarra), la Vía Verde del Plazala (entre Guipúzcoa y Navarra), la Vía Verde de la Sierra (de Cádiz a Sevilla) y la Vía Verde de Ojos Negros.



Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *