¿Eres artesano? ¿O tienes una empresa? Si aún no organizas visitas guiadas a tu taller o fábrica, te damos cinco razones por las que deberías cambiar de opinión cuanto antes.

Razón nº 1: Hacer visitas guiadas a tu taller o fábrica te generará ingresos extra

Además de los ingresos habituales que recibes por desempeñar tu actividad económica habitual y/o la venta de tus productos, las visitas guiadas a tu taller o fábrica te generarán un ingreso extra. Son, por tanto, una forma más de monetizar tu actividad habitual y acabar el mes en beneficios.

Razón nº 2: Las visitas guiadas a tu taller o fábrica permitirán un mejor conocimiento de tu actividad

Esta razón es especialmente importante en el caso de algunas actividades productivas, especialmente en las relativas a oficios tradicionales o de sectores no tan conocidos por el público en general. El hecho de que tu público objetivo conozca mejor en qué consiste lo que haces, la calidad de tus procesos y tus productos, etcétera te permitirá llegar mejor a ellos y poner en valor tu trabajo.

En este sentido, la ganancia no será solo económica (razón nº 1) sino que también afectará positivamente a tu imagen de marca, tanto por un mejor conocimiento de tu empresa como por la puesta en valor de tu sector o actividad.

Razón nº 3: el turismo industrial está de moda

Cada vez son más los turistas que buscan nuevas experiencias de turismo industrial como complemento a sus vacaciones o escapadas de fin de semana. Puede que nunca hayas oído hablar de turismo industrial o que, aunque lo hayas hecho, no lo relaciones con tu actividad, pero lo cierto es que éste engloba las visitas guiadas a cualquier taller de artesanía o a empresas que muestran su proceso productivo (actual o pasado).

En Europa, el turismo industrial es toda una tendencia en boga. En España, aún está en crecimiento, por lo que posicionarte antes que la competencia te ayudará a destacar por encima del resto.

Razón nº 4: las visitas a talleres y fábricas son excursiones imprescindibles para los colegios

Por su carácter educativo, las visitas a talleres y fábricas son una de las opciones más demandadas por los colegios a la hora de organizar excursiones. De esta forma, los niños aprenderán desde pequeños la importancia de nuestro proceso productivo, conocerán mejor lo que éste implica y le darán un mayor valor. Y, además, son los mejores prescriptores de turismo familiar.

Razón nº 5: el turista busca cada vez más turismo de calidad

Más de 22 millones de personas buscan cada año nuevas posibilidades de turismo cultural en nuestro país. Y el turismo industrial es una forma menos conocida, muy educativa y altamente interesante dentro del turismo cultural.

El turista está en constante búsqueda de nuevas experiencias de calidad y, por este motivo, el turismo industrial es una apuesta segura, ya que tiene un enorme potencial de crecimiento.

 

¿Aún tienes dudas sobre la conveniencia de realizar visitas guiadas a tu taller o fábrica? Ponte en contacto con nosotros.

Y, si ya las organizas o te acabas de decidir a hacerlo, escríbenos y te contaremos cómo podemos ayudarte a promocionarlas y llegar a tu público objetivo.



Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *