Una certificación de calidad turística es “un reconocimiento al esfuerzo realizado por las empresas turísticas en la implantación de un sistema de calidad”, en palabras del propio Instituto de Calidad Turística Española (ICTE), encargado de otorgar el sello ‘Q de Calidad Turística’.

En la actualidad, el ICTE trabaja con 23 subsectores diferentes en los que la marca Q de Calidad Turística Española puede ser reconocida. Uno de ellos es el Turismo Industrial, al que se otorga una certificación de calidad en Turismo Industrial denominada ‘Q de Turismo Industrial’.

La norma de certificación de calidad del Turismo Industrial es una norma ISO creada a finales de 2016 y lanzada el año siguiente como producto estrella: la certificación UNE-ISO 13810. Se trata, por tanto, de una certificación de calidad turística de muy reciente creación.

Dicha norma será, por tanto, la aplicable a empresas del sector alimentación, agricultura tradicional, circuitos gastronómicos, fábricas de elaboración artesanal de productos, visitas guiadas y todo tipo de empresas dedicadas al turismo industrial.

En la actualidad, según los registros del ICTE, tan solo 35 empresas de nuestro país cuentan con dicha certificación, lo que la sitúa como un importante elemento diferencial que puede ayudar a nuestra empresa de turismo industrial a distinguirse por encima del resto y situarse en una posición privilegiada a la hora de captar turistas potenciales.

Además, si analizamos los datos por comunidades autónomas, veremos que las diferencias son importantes. De estas 35 empresas con una certificación de calidad en turismo industrial, encontramos 2 en Andalucía, 2 en Castilla La Mancha, 3 en Castilla y León, 3 en Comunidad Valenciana, 15 en Galicia, 8 en La Rioja, 1 en Murcia y 1 en País Vasco. Es decir, más de la mitad de las comunidades autónomas no cuentan con ninguna certificación de calidad en este tipo de turismo y, entre las que sí las tienen, la diferencia sigue siendo abismal. Mientras Galicia y La Rioja son las reinas en el turismo industrial de calidad certificada, el resto de comunidades observan a gran distancia.

Pero, si hacemos la clasificación por sectores, las diferencias son aún mayores, ya que prácticamente todas las empresas turísticas españolas que cuentan con la Q de Turismo Industrial son bodegas. Cierto es que, en la actualidad, dentro del turismo industrial, éste es el sector con mayor presencia, más extendido y más conocido por el público en general, pero existen otros muchos sectores susceptibles de acogerse a esta certificación de calidad de turismo industrial que aún no han empezado a dar los pasos necesarios para ello.

Queda, por tanto, mucho trabajo por hacer en materia de turismo industrial en general y, más concretamente, en su certificación de calidad turística.



Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *